El aeropuerto danés de Aalborg ha limitado a tres minutos el tiempo en el que los pasajeros pueden despedirse de sus parejas, para ello hace ya un tiempo que se disponía de una zona de despedidas amorosas llamada “Kiss and Fly” (besa y vuela), pero nunca se había limitado el tiempo.

Según informan desde el aeropuerto en cuestión, la medida es para agilizar que las personas que acompañan a los pasajeros estén menos ratos en la terminal y no dejen durante mucho tiempo los coches mal estacionados.

Deja un comentario