El jueves previo al miércoles de ceniza, y a los carnavales, recibe popularmente el nombre de jueves lardero. Una tradición muy arraigada en muchas localidades de Aragón en el que el principal protagonista es la gastronomía de cualquier derivado del cerdo, siendo la longaniza el plato estrella, pero también lo son las tortetas y el chorizo. De ahí la frase popular “Jueves lardero, longaniza en el puchero”.

La tradición tiene un valor cristiano que marca el comienzo de la Cuaresma, cuarenta días hasta el viernes antes de que dé comienzo la semana de la Pascua, durante la cual se evita comer carne los viernes.

Deja un comentario