Si hace unos días hablamos sobre la nueva categorización que los establecimientos rurales de Cataluña podían acogerse a través del número de espigas, ahora los que también podrán diferenciarse serán los hoteles, pero cuidado, no tiene nada que ver con el turismo rural sino con la gastronomía.

Hoteles que tengan menos de 50 habitaciones podrán acogerse a este distintivo promovido por la Dirección General de Turismo de Cataluña. Los criterios que han de cumplir los establecimientos que voluntariamente se acojan a este distintivo garantizarán la autenticidad e identidad del producto. La oferta gastronómica tiene que basarse en una representación de platos de la cocina catalana elaborados con productos de proximidad, de Denominación de Origen Protegidas y de Indentificación Geográfica Protegida.

Un nueva plataforma de promoción interesante y que podría trasladarse al resto del territorio.

Deja un comentario