A partir de ahora los establecimiento de turismo rural de Cataluña podrán categorizarse a través de cinco categorías, en función de las cuales, podrán tener entre una y cinco espigas.

El número de espigas irá en función de los siguientes parámetros:

- Entorno de la casa y edificación
– Estancias interiores (zonas comunes, habitaciones y baños)
– Mobiliario, decoración y menaje
– Espacio exterior
– Condiciones de comercialización
– Servicios que se ofrecen al huésped
– Propuesta de actividades en el entorno (culturales, en el medio, familiares, de agroturismo, deportivas, turismo activo, de salud, gastronómicas, etc).

La categorización es totalmente voluntaria, una vez solicitada y comprobada in situ una comisión dictaminara el número de espigas.

Deja un comentario