El turismo es uno de los pilares de la economía egipcia,  algo dañado tras los sucesos de la Primavera Arabe. Conscientes de la riqueza que los turistas son para el país el ministro de Turismo de Egipcio, Hisham Zaazou, se encuentra en conversaciones con los grupos salafistas para que comprendan la importancia de este sector, dejando libertad para que los visitantes puedan ir en bikini y comprar alcohol.

Deja un comentario